Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.

“En concreto, el flujo neto de migrantes entre México y Estados Unidos se ha reducido a cero por primera vez en el lapso antes mencionado. El cambio de tendencia supone el estancamiento de la oleada migratoria más importante en la historia estadounidense”, refiere PHC, contrariando así las expresiones oficiales, con alto contenido xenófobo y racista.




Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Encuesta
La derrota demócrata cancelará la reforma migratoria

Si
No
No se



Resultados
Encuestas

votos 418

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
Llamado solidario en defensa de Bolivia ante agresiones golpistas
Enviado el Friday, 19 September a las 20:39:33
Tópico: Sudamérica
* “Grave peligro amenaza al subcontinente”: Círculo Latinoamericano de Estudios Internacionales.
* Pronunciamiento de internacionalistas, académicos y comunicadores.
* Respaldo total en la reunión de la Unión de Naciones Sudamericanas en Chile.

CLAEI / Carta Mesoamericana
Ciudad de México



El presidente de Bolivia, Evo Morales, enfrenta una escalada subversiva impulsada por la extrema derecha regionalista y el gobierno de Estados Unidos para derrocar a un gobierno democráticamente electo y ratificado en las urnas en agosto, denuncian representantes de la sociedad civil, expertos en política internacional, académicos y comunicadores convocados por el Círculo Latinoamericano de Estudios Internacionales (CLAEI).

El CLAEI, organización no gubernamental de la sociedad civil dedicada al análisis, la reflexión y el intercambio de información con sede en la ciudad de México, interpretó así la confrontación entre el gobierno de Morales y la oposición derechista, cuyos dirigentes visibles son los gobernadores de Santa Cruz, Beni, Pando, Tarija y Chuquisaca.

Además se menciona al líder de la Unión Cívica de Santa Cruz, Branco Marinkovic, quienes conjuntamente iniciaron reivindicaciones autonomistas que en meses recientes escalaron a saqueos, bloqueos de carreteras, ocupaciones violentas de aeropuertos y edificios gubernamentales, y atentados contra gasoductos.

La participación de la embajada estadounidense en La Paz en esos actos de desestabilización era tan evidente, que Morales declaró persona non grata al embajador Philip Goldberg.

En las cercanías de Cobija, capital de Pando, campesinos que acudían a una asamblea de apoyo al gobierno de La Paz fueron asesinados por un grupo armado al servicio del prefecto local, por lo que Evo Morales ordenó la implantación del estado de sitio en ese departamento, en donde los enfrentamientos entre partidarios del gobierno y opositores ha dejado un saldo global de alrededor de 30 muertos.

Al precipitarse los acontecimientos y entre versiones cada vez más insistentes de un intento golpista, Morales hizo la denuncia en Santiago de Chile, durante la reciente reunión de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), convocada especialmente por la presidenta chilena Michelle Bachelet.

Poco antes, se habían iniciado negociaciones en La Paz entre el gobierno y los prefectos, y los bloqueos carreteros fueron temporalmente suspendidos; pero la extrema derecha boliviana y sus patrocinadores transnacionales parecen decididos a instrumentar un golpe de estado contra el gobierno boliviano, considera el CLAEI.

Washington ha encontrado en Bolivia al eslabón más débil del trío de gobiernos andinos que le son adversos –los otros dos son Venezuela y Ecuador-, y parece concentrar sus esfuerzos en desestabilizar a Morales como primer paso para hacer otro tanto contra las autoridades de Caracas y de Quito.

“El gobierno estadounidense –añade el CLAEI- parece decidido a regresar a la época oscura del golpismo en contra de regímenes nacionalistas e independientes, como ocurriera con Jacobo Arbenz en 1954 en Guatemala, o Salvador Allende en 1973 en Chile. Ante esta ominosa situación, el apoyo del gobierno boliviano es un deber elemental de todas las naciones latinoamericanas”.

Para los internacionalistas de la entidad académica latinoamericana, no se trata únicamente de un ejercicio de congruencia y de solidaridad democrática, sino de una obligada medida de sobrevivencia, porque si triunfa la embestida golpista contra Bolivia, cualquier nación al sur del río Bravo podría ser la próxima víctima.

“Los pueblos latinoamericanos se congratulan de que los presidentes de América del Sur reunidos en Chile para analizar la crisis boliviana, hayan hecho público un apoyo total e inequívoco a Bolivia y al presidente Morales, ante la embestida de una derecha extremista e intolerante, aliada con los peores intereses transnacionales”, subrayan los representantes de la opinión pública convocados por el CLAEI.

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Sudamérica
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Sudamérica:
El dinero de los migrantes bolivianos supera la inversión extranjera


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.06 Segundos