Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.





Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
La salud es un lujo para los migrantes
Enviado el Sunday, 01 November a las 02:00:00
Tópico: Salud
* Su costo impide a indocumentados pagar un seguro privado.
* El distrito de Columbia ofrece atención  a “sin papeles” que residan ahí.
* La prima anual promedio cuesta dos mil 600 dólares.



Redacción / Carta Mesoamericana
Washington, D. C.



Caminando cabizbajo por la calle y portando el diagnóstico de un optometrista bajo el brazo, Héctor Rodríguez no entiende por qué es tan difícil en Estados Unidos lograr una cita con un oftalmólogo que sea accesible a su bolsillo.

Con más de siete años viviendo ilegalmente en el país, Rodríguez evita regularmente acudir al médico principalmente por el costo de los servicios ofrecidos por especialistas, que resultan prohibitivos para alguien cómo él que gana sólo mil 100 dólares al mes.

"He oído gente que por alguna operación que les hacen, tal vez de una operación de un riñón, les están cobrando sus 25 a 30 mil dólares", dice Rodríguez, de 44 años, y con una esposa y dos hijos en Puerto de La Libertad en El Salvador.

"¡Es lo que uno no gana ni siquiera en un año!, agrega desesperado Rodríguez pues apenas hace un mes fue despedido del restaurante dónde trabajaba en el barrio de Columbia Heights, que aloja a una importante colonia salvadoreña aquí.

Con niveles de ingreso debajo de la media nacional, pero al igual que muchos ciudadanos estadounidenses, los casi doce millones de indocumentados en Estados Unidos como Rodríguez enfrentan en el costo una de las principales barreras para tener atención médica.

En una nación en la que el sistema de seguridad social está fragmentado, un trabajador en el rango de edad de Rodríguez paga alrededor de dos mil 600 dólares de prima anual para acceder a un seguro privado, según cifras de la industria aseguradora.

"Yo por lo general lo que he hecho es buscar medicinas preventivas en las tiendas", dice Rodríguez, quien en sus siete años en el país sólo acudió cuatro veces al médico debido a dolor de espalda, gripes y dientes flojos.

Según estimaciones del Pew Hispanic Center, dos de cada cinco indocumentados cuentan con seguro médico privado que pagan sus empleadores a las aseguradoras, empresas que no cuestionan el estatus legal del receptor.

Pero, fuera de éste, las opciones de atención para estas personas varían de estado a estado, mientras que muchos migrantes de reciente ingreso no son elegibles para el Medicaid, el seguro federal y estatal para personas de bajo ingreso.

"Los programas que están realmente diseñados para otorgar cuidados integrales de salud no son accesibles para migrantes indocumentados", explica Steven Wallace, director asociado del Centro de Investigación de Política de Salud de la Universidad de California en Los Ángeles.

"Pero hay pequeños beneficios aquí y allá (de estado a estado) que se pueden integrar. Es muy difícil de hacer, pero no imposible", afirma Wallace.

Dependiendo de la legislación local, hospitales públicos en ciudades como Los Ángeles o Chicago proveen ciertos niveles de atención médica a bajo costo para la población indocumentada.

Empero, buena parte de la atención a migrantes y otras poblaciones de bajos ingresos ha recaído en los últimos años en las alrededor de mil clínicas certificadas por el gobierno federal para recibir subsidios por cuidado primario.

"Los pacientes que no tienen documentos tienen mucho miedo de esta parte del sistema, de salir de las sombras", dice Alicia Wilson, directora ejecutiva de La Clínica del Pueblo, el principal centro comunitario para migrantes en Washington.

La clínica, que no pregunta el estatus migratorio de sus usuarios, fue fundada en la década de 1980 para atender a migrantes centroamericanos y hoy ofrece anualmente 55 mil servicios de todo tipo, un número que crece año con año.

"Ellos esperan hasta el último minuto, cuando tienen un infarto o están en una situación muy grave de salud y no tienen alternativa más que ir a emergencias", agrega Wilson.

Sin embargo, aún con posibilidad de acudir a las salas de emergencia -que por Ley federal no pueden negar el servicio- estudios revelan que los indocumentados son 50 % menos proclives a usarlas.

Gracias a la fortuna de vivir en el distrito de Columbia, migrantes sin papeles como Rodríguez pueden acceder a un seguro de salud local con tan sólo comprobar su residencia.

"Si uno es de bajos ingresos, no tiene seguro y vive en el distrito, automáticamente puede recibir un tipo de seguro. A ellos no les importa su estatus migratorio. Es revolucionario en este país", subraya Wilson.

Deprimido por haber sido despedido, el salvadoreño Rodríguez aún esta desesperado por los requisitos básicos -una carta de su casero y prueba de ingresos- que le piden para poder acceder al seguro local.

"¡Me dicen que venga hasta dentro de una semana!... No puedo traer comprobantes de ingresos. ¡Me piden que les de una carta!", dice el inmigrante, que buscaba una cita inmediata para que lo dirigieran con un oftalmólogo de costo accesible para conseguir anteojos nuevos.

 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Salud
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Salud:
Los migrantes dan su fuerza laboral y regresan enfermos, sin protección


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.09 Segundos