Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.





Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
Obama defendió y explicó su reforma al sistema de salud
Enviado el Monday, 14 September a las 22:05:20
Tópico: Estados Unidos
* Dio la cara y el ultra conservadurismo también.  
* Los opositores, en la extrema derecha del espectro político.
* Una reacción espontánea pone en evidencia lo que la oposición esconde.
* Profundos temores de los defensores del status quo.
* Los WASP olvidan el sustento moral de Estados Unidos.

Carta Mesoamericana / James Patrick Boyle Alvarado, corresponsal jefe
Miami, Florida


Tras semanas de controversias y debates entre los defensores y opositores al plan de reforma de salud que abandera Barack Obama, éste se presentó ante el Congreso de Estados Unidos para explicarlo y hacer frente a la desinformación que pululó en las últimas semanas, creando división en la opinión pública y exacerbando los ánimos entre los extremistas.

El propio Partido Demócrata contribuyó en gran medida a esta situación, debido a la falta de apoyo de los más conservadores y a la falta de entusiasmo y conocimiento del plan por parte de quienes fueron encargados o asumieron la responsabilidad de promoverlo.

Los opositores del plan, claramente ubicados en la extrema derecha del espectro político estadounidense, hicieron alarde de su poder económico e influencia en los medios de comunicación, intentando abortarlo sin dar las más mínimas muestras de su propósito de mejorarlo o presentar alternativas de solución.

Para ello no dudaron en echar leña al fuego de la discusión y contribuir a la desinformación.

Barack Obama fue puntual acerca de los puntos del plan de reforma que han generado más controversia: los aclaró o cuando menos intentó hacerlo; dio la cara y se hizo responsable de sus aportes al plan y reconoció, con evidente destreza política, las contribuciones ideológicas de destacados representantes del Partido Republicano.

Con no menos habilidad jugó la carta emocional, recordando la influyente participación en el proyecto del recientemente fallecido senador Edward M. Kennedy.

La faena no fue un paseo, aunque generó varias rondas de aplausos, muchas de ellas de pie y algunas incluso compartidas con todos o algunos miembros de la bancada republicana, y el plan no tiene aún garantías de parcial o total aceptación e, incluso, sigue en riesgo de fracasar.

Es más, todavía queda mucho por aclarar, aunque ahora los detractores tienen que ser más cuidadosos o más astutos, pero la presentación de Obama ante el Congreso permitió revelar algunas de las motivaciones que se esconden tras las maniobras de obstrucción al plan.

Pese a que el Presidente abordó muchos aspectos del plan que han generado opiniones divididas, fue una de sus aserciones la que permitió descubrir el origen de las maniobras.

Fue una reacción del Senador por Carolina del Sur, Joe Wilson, que él mismo calificó de espontánea, y lo llevó a calificar de mentiroso al jefe del Poder Ejecutivo, a voz en cuello, faltando al protocolo y a las más elementales formas de buena educación.

¿Qué originó semejante reacción? La afirmación del gobernante de que el plan de reforma de salud no contemplaba beneficiar a los migrantes indocumentados. Ningún otro aspecto del proyecto lo irritó más, ningún otro punto de la agenda le hizo perder los papeles.

Y aunque el legislador se apresuró a dar disculpas y a hacer públicas las mismas, justificando de alguna manera su conducta diciendo que el plan contiene dos enmiendas que beneficiarían a los indocumentados, el exabrupto permitió poner en evidencia lo que es un arraigado temor de los defensores del status quo, que Obama ofreció combatir en su discurso ante el Congreso.

En pocas palabras, existen quienes piensan que el derecho a la salud está determinado por ciertos documentos o por el estado legal de las personas. En ello subyace la idea de que garantizar los cuidados de salud a los que no tienen un estatus legal en el país va a ser un atractivo más para que la gente siga arriesgando su vida en busca de oportunidades laborales, pero también implica negar un derecho elemental millones de personas que, desde las sombras, contribuyen activamente en la dinámica económica de este país.

En algún momento de la historia reciente de este gran país, el sueño americano empezó a ser belleza, riqueza y fama, relegando los valores de libertad y justicia.

Quienes abanderan la causa de una nación blanca, anglosajona y protestante, los WASP, como lo fue en su origen; olvidan o irresponsablemente soslayan el sustento moral de este país.


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Estados Unidos
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Estados Unidos:
Los latinos prefieren a Barack Obama como presidente de Estados Unidos


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.06 Segundos