Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.





Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
Catástrofe ecológica por la recesión y el cambio climático
Enviado el Wednesday, 27 May a las 00:39:22
Tópico: Ecologia y Migración
* Riesgo de cancelación de metas de reducción de emisiones.
* “Los pobres pagarán las consecuencias de la crisis”: Walden Bello.
* Cómo evitar el daño ecológico y no sacrificar  al dinero.
* Ante esa perspectiva, debe crearse una economía desglobalizada.
* Premio Nobel Alternativo 2003 sugiere aprovechar la depresión mundial.

Redacción / Carta Mesoamericana
Viterbo, Italia


La actual recesión económica puede servir de excusa para los países desarrollados en no reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que provocan el cambio climático y, si esto ocurre, la temperatura se elevará y ocurrirá una catástrofe ecológica mundial, advirtió Walden Bello, Premio Nobel Alternativo 2003.

Esta crisis mundial debe ser la oportunidad para cambiar la ruta hacia el desarrollo sustentable, ya que la forma en que la economía ha crecido hasta ahora ha sido en deterioro del medio ambiente, advirtió por su parte Juan Martínez Alier, investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona.

En un seminario sobre medio ambiente y desarrollo en los países del Tercer Mundo organizado por la agrupación ambientalista Greenaccord, los especialistas advirtieron sobre el riesgo de que los países desarrollados cancelen las metas de reducción de emisiones de GEI pactadas en las negociaciones internacionales de cambio climático, a pesar de la urgencia en evitar que continúe el calentamiento del planeta y el incremento en las migraciones poblacionales.

El filipino Walden Bello, quien obtuvo el Premio Nobel Alternativo por sus esfuerzos para educar a la sociedad civil sobre los efectos de la globalización impulsada por las empresas trasnacionales, y actual director de la organización no gubernamental Focus in the Global South, advirtió que los pobres pagarán las consecuencias de esta crisis mundial.

Bello recordó que antes de esta crisis financiera ya se habían registrado alrededor de cien, de entre ellas las más severas han sido la de México entre 1994 y 1995 y la de Asia en 1997. “La ambición ha causado la crisis del capitalismo global, hay un crac de sobreproducción y poca capacidad de consumo, debido a la pobreza”, señaló.

La recesión de Estados Unidos tendrá efectos globales y una primera consecuencia será que los gobiernos se retiren de compromisos ambientales, como la reducción de emisiones de GEI pactada en el Protocolo de Kyoto, lo cual tendrá consecuencias negativas a escala planetario, señaló.

Las emisiones de GEI que han sido generadas por los países desarrollados ya han provocado el deshielo de glaciares, incremento en el nivel del mar y el aumento en los pasados diez años de la temperatura, advirtió Sergio Castellari, representante de Italia en el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC).

Dijo que 2007 ha sido el séptimo año más caluroso desde 1950 y la temperatura en el mar subió 0.55 grados centígrados, y advirtió que por este fenómeno las naciones más afectadas han sido las pobres y que si se da un aumento en la temperatura de entre 1.5 y 2.5 grados centígrados en las próximas décadas, en América Latina 100 millones de personas serán afectadas.

En México, dijo, habrá más sequía en el norte del territorio y reducción en las cosechas; pero ninguna zona está preparada para las migraciones de poblaciones que ocurrirán.

La crisis de Estados Unidos no es sólo consecuencia de la falta de control del gobierno, y la sobreproducción y la globalización no serán una salida a esta depresión, señaló Walden Bello. “La recesión puede ser una excusa para no reducir las emisiones de GEI, pero si esto no se hace la temperatura se elevará y ello llevará a una catástrofe ecológica mundial”.

En el Protocolo de Kyoto las 35 naciones más desarrolladas –a excepción de Estados Unidos, que no lo signó– acordaron el compromiso de disminuir la generación de GEI en 5.2 % de acuerdo con los índices reportados en 1990. Actualmente los países negocian el mecanismo que sustituirá este acuerdo que vence en 2012.

Bello consideró que se prevé que habrá más bancarrotas y más nacionalizaciones e intervenciones públicas, y que el colapso de Wall Street prolongará la recesión en Estados Unidos, la cual se extenderá a Asia y al resto del mundo.

Frente a la actual situación ambiental y la crisis económica mundial, Bello consideró que se trata de “la crisis de un paradigma económico” y sostuvo que las posibles soluciones para los países son crear una economía desglobalizada, producción local y mercado nacional, “no dar espacio a la exportación, dar equidad en la distribución, ir hacia una transformación ecológica que pase de la dependencia de combustibles fósiles a energéticos alternativos. Se debe evitar el crecimiento vinculado al consumo”.

Estimó que los países menos desarrollados tendrían menos problemas para desglobalizarse, porque su dependencia es menor, crecer en desarrollo sustentable y alcanzar una calidad de vida más alta. “Debemos alejarnos de la filosofía de alentar el consumo. El provecho que se debe sacar de la crisis es cambiar la visión de los inversionistas”, añadió.

Martínez Alier asentó que los países ricos tienen una deuda con las naciones pobres por las altas emisiones de carbono. “Los pobres se lamentaban desde antes que los ambientalistas del deterioro ecológico. Después de esta crisis se puede tener un camino diferente: un desarrollo sostenible de crecimiento”.

Aseguró que el crecimiento económico ha perjudicado al ambiente y como ejemplo mencionó la extracción de petróleo en Tabasco y Campeche. “Lo que discutimos es que la crisis actual puede hacer pensar a la gente que podemos cambiar la economía, que gaste menos energía y vivir bien sin abusar tanto del ambiente”.

Agregó: “Criticamos el desarrollo económico como se ha dado, con daños ambientales globales, porque además los países pobres no se han beneficiado. Algunas veces la crisis ambiental se resuelve con dinero, pero otras veces no. El tema no es si hay dinero para remediar el ambiente, sino cómo evitar el daño ecológico, no sacrificarlo al dinero. Si se habla de dinero para reparar los daños, la crisis económica lo hará más difícil, pero cuando el crecimiento económico lleva un daño ambiental, la crisis puede dar un momento de reflexión para ver cómo continuamos”.

 
Enlaces Relacionados
· Especiales de Ecología
· Más Acerca de Ecologia y Migración
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Ecologia y Migración:
La actividad forestal frenó la migración en Puebla


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.06 Segundos