Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.





Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
En la Disputa por el Voto, la Migración es Tema Obligado
Enviado el Friday, 18 July a las 18:41:32
Tópico: Noticias de Latinoamérica
 Por Marco A. Romero (La Prensa, San Diego)

Como era de esperarse, el drama de la inmigración ilegal ha sido motivo de polémica durante la reunión del Consejo Nacional de la Raza. Incluso los candidatos presidenciales Barack Obama y John McCain –en riguroso orden alfabético para no herir susceptibilidades-, han debido exprimir el talento persuasivo de sus redactores de discursos, para abordar el tema de la manera más redituable en términos de votos.

Durante la conferencia, los candidatos han aparentado perfiles diferentes: congruente con su partido, el candidato democráta se ha declarado abiertamente en favor de impulsar una reforma migratoria a fondo, mientras que su colega republicano se mostró más bien cauto, para no enfadar a la fracción conservadora-antiinmigrante de su partido.



Sin embargo, las posturas de ambos sobre el tema son bastante conocidas. McCain y Obama coinciden en la necesidad de refozar la

frontera sur para obstaculizar el flujo de migrantes indocumentados, pero a la vez admiten la conveniencia
de legalizar la estancia de millones de familias que residen en Estados Unidos, desde hace muchos años, sin papeles migratorios. El problema radica en que no parece haber una fórmula mágica para lograr lo uno ni lo otro, sin alterar el panorama político nacional.

Habrá que mencionar también, que no basta la voluntad presidencial para imponer un cambio de rumbo. Voces opositoras del congreso han probado su fortaleza a lo largo de la presente administración. Es decir, aun en el caso de ganar las elecciones, ni McCain ni Obama estarían en condiciones de imponer unilateralmente una solución al problema migratorio.

Como se ve, el tema de la migración se aborda según el lado en que uno se encuentre. Los políticos no son la excepción, claro que no.

Este país –no sólo el gobierno, sino la sociedad estadounidense en su conjunto-, está ante la encrucijada de regularizar la permanencia de quienes se han ganado el derecho a vivir aquí, o seguir esperando a ver qué pasa ante un fenómeno demográfico que a muchos les puede resultar incómodo pero que no por ello deja de ser real, contundente y cuya solución no admite demora.

Ninguna sociedad es inamovible, el ser humano abandona la tierra donde nació no sólo por cuestiones económicas. El espíritu de aventura y el ansia de superación desplazan pueblos enteros. En algunos momentos de la historia la inmigración ha sido necesaria. Estados unidos creó el programa de trabajadores temporales para suplir las manos que empuñaron las armas durante la Gran Guerra, y Europa recibió con las puertas abiertas a todos los que quisieron sumarse a los esfuerzos de reconstrucción de las naciones devastadas.

En nuestro continente, la violencia, el hambre y el desempleo, pero sobre todo la pérdida de toda esperanza, provocan diariamente el desplazamiento hacia el norte de miles de personas.

Las proporciones que está alcanzando este fenómeno últimamente complican su solución. El abordaje del norte parece la última esperanza para millones de latinoamericanos. Por su parte, las naciones con mayor captación de inmigrantes como Estados Unidos, no sólo ponen en duda la capacidad de sus gobiernos para resolver el problema, sino que incluso han comenzado a experimentar enfermedades sociales como la xenofobia. Y es que las sociedades se disputan ahora no sólo los espacios económicos sino su identidad.

Durante su gobierno, el presidente George W. Bush impulsó, esterilmente, una reforma migratoria que jamás obtuvo los votos suficientes en el congreso para convertirse en ley. Los diputados y senadores prefirieron salvar el pellejo no desafiando a sus electores ultraconservadores.

El próximo huésped de la Casa Blanca deberá mostrar una fuerza mayor de persuación política y capacidad conciliatoria, para proporcionar a millones de trabajadores honestos y sus familias un camino de oportunidad y esperanza.


 
Enlaces Relacionados
· Más Acerca de Noticias de Latinoamérica
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Noticias de Latinoamérica:
Migración hondureña proyecta 70 mil deportaciones en el 2008


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 5
votos: 1


Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.08 Segundos