Carta Mesoamericana
Secciones Acceso a tu cuenta Publicidad

Imagen del día

Antes del arribo de Donald Trump y su corte de millonarios al gobierno de Estados Unidos, por primera vez en cuatro décadas, la marea migratoria tuvo un notorio descenso que podría comenzar a mostrar una nueva tendencia, según un estudio hecho por el Pew Hispanic Center (PHC), integrado por un notable grupo de científicos sociales de Washington que estudia los movimientos migratorios.





Menú
· Inicio
· Ayuda
· Blogs
· Búsqueda
· Cartas al editor
· Chat
· Contactos
· Contador
· Contenidos
· Descargas y pods
· Encuestas
· Enlaces
· Envíar una Noticia
· Galería
· Multimedia
· Noticias más leídas
· Noticias por mes
· Portatil
· publicidad
· Recomendarnos
· Secciones
· Tu cuenta
· videoconferencia

Noticia destacada
Hoy aún no hay una Gran Historia.

Medio Ambiente


Enlace especial

Publicidad

Síntesis periodística


Carta Mesoamericana

Opinión


Especiales de Ecología

Observatorio

   

Astl.tv

  
El deshielo aumenta en la Antártida
Enviado el Wednesday, 18 February a las 18:43:28
Tópico: Ecologia y Migración
* Es consecuencia del cambio climático y el calentamiento global.
* Se pierde el 4.6 % de superficie congelada en 35 años.
* Equivale a la extensión territorial de España y Portugal juntos.
* El Servicio Británico del Antártico dice que ha sido más de lo pronosticado.

Redacción / Carta Mesoamericana
Santiago de Chile



El continente antártico, la principal reserva de agua dulce del mundo, se está descongelando poco a poco, día a día, lo confirma una y otra vez la creciente cantidad de estudios científicos que, en su inmensa mayoría, responsabilizan de este fenómeno al cambio climático.

Éste es ocasionado por la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), culpable del aumento de la temperatura en el planeta.

El dato más elocuente indica que, sólo en los últimos 35 años, la superficie de hielo de la Antártida se redujo en 4.6 %, al pasar de 14.1 millones de kilómetros cuadrados, en 1973, a 13.5 millones de kilómetros cuadrados en 2008, según los estudios del Instituto Nacional del Antártico de Chile (INACH).

Se trata de unos 600 mil kilómetros cuadrados menos de hielo, una superficie equivalente a la de España y Portugal juntos.

Ese descongelamiento se puede explicar como el saldo de la formación y destrucción de hielos entre la temporadas invernal y estival.

En invierno, las bajas temperaturas pueden llevar a que la superficie de hielo alcance los 30 millones de kilómetros cuadrados, pero en verano, en las últimas décadas, se ha registrado una reducción creciente del piso de hielo.

"El descongelamiento está ocurriendo mucho más rápido de lo que pensábamos", alertó el científico David Vaughan, investigador del Servicio Británico del Antártico (BAS).

De todo el perímetro antártico, la zona occidental es donde el deshielo se percibe con mayor virulencia, y donde el calentamiento es el mayor de todo el continente. Y en particular en la conocida como Península Antártica, cuya posesión reclaman Argentina, Chile y Gran Bretaña, y donde se encuentra la mayor cantidad de bases científicas y militares de todo el continente.

En esa región, la reducción del hielo es de 152 kilómetros cuadrados al año, según los estudios realizados por los científicos del INACH.

"El calentamiento climático en la Península Antártica desplaza más al sur el límite de viabilidad para las plataformas de hielo, con lo que algunos de estos hielos, que solían ser más estables, están retrocediendo y podrían acabar por desaparecer", vaticinó el británico Vaughan.

La Antártida sufre las consecuencias del cambio climático en un momento en que, en todo el mundo, tienden a desaparecer los espacios ocupados por hielos perpetuos. Según diversos científicos, su descongelamiento podría ocasionar la elevación en el nivel del mar de hasta 20 metros, y la desaparición de cientos de ciudades costeras.

Así como el Polo Sur perdió 600 mil kilómetros cuadrados de hielo en los últimos 35 años, en la región de Alaska se descongelaron 40 millones de toneladas de hielo entre 2003 y 2008, según datos del American Geophysical Union.

En el Ártico, en tanto, en los últimos 30 años la superficie de hielo se redujo de 7.8 a 4.2 millones de kilómetros cuadrados, algo más de 40 %, según los estudios divulgados por el estadounidense Centro Nacional de Datos sobre Hielo y Nieve (NSIDC).

En el Polo Sur, la desaparición del hielo ha cambiado la geografía y creado nuevas condiciones climáticas, como las lluvias en verano, que no existían en el territorio continental de la Antártida antes de este siglo.

Las precipitaciones no sólo obligaron a modificar las condiciones de trabajo y hasta indumentaria de los científicos y militares que trabajaban en el continente, sino a realizar nuevas investigaciones sobre el impacto que tiene el agua de lluvia, que lava y derrite glaciares, y crea ríos por debajo del hielo.

También cambió, y mucho, el paisaje: la Península Antártica muestra ahora planicies y serranías que dan el aspecto de una estepa desértica y pedregosa, similar al paisaje lunar.

"El deshielo deja al descubierto rocas que no veían la luz desde hace más de 120 mil años, y a la vez, crea nuevos hábitats donde se desarrolla competencia por los recursos alimentarios entre pingüinos, aves y mamíferos acuáticos", explicó el biólogo Jorge Rabassa, del Centro Austral de Investigaciones Científicas (CEDIC).

El derretimiento del hielo continental llegó con aviso previo, a través de las barreras de hielo que fueron colapsando a lo largo de los últimos 20 años.

En enero de 1995, desapareció la Barrera Larsen A, que tenía mil 600 kilómetros de largo, por 10 kilómetros de ancho y unos 300 metros de grosor. En 2002, le siguió la Barrera Larsen B, sobre el Mar de Wadell, que tenía 800 kilómetros de largo por 12 de ancho y 250 metros de grosor. Ambas se habían formado hace 200 mil años.

Y este verano austral se teme el colapso de la barrera de Wilkins, de 13 mil kilómetros cuadrados y que ya el año pasado perdió un bloque de 569 kilómetros cuadrados.

Las barreras son plataformas de hielo alimentadas por glaciares que flotan alrededor de la Antártida, forman un tipo de coraza sobre sus costas y tienen una profundidad que puede ir de los 200 a los 500 metros.

"Las Barreras tienen un rol fundamental para estabilizar los glaciares. Sin ellas, acelerarán su descongelamiento al perder la protección que les brindan", explicó el director del Instituto Antártico Argentino (IAA), Sergio Marenssi.

Superficie en peligro

Un estudio desarrollado por la NASA entre 1987 y 2006 muestra el acelerado derretimiento de la Antártida.

Inicio del deshielo

Con el paso de los años, cada vez más áreas de este continente han comenzado a derretirse durante el verano.

Derretimiento más duradero

El deshielo varía en las diferentes áreas de la Antártida. En la temporada 2004-2005, la zona en la que se registró un mayor número de días con deshielo fue en la Península Antártica.

 
Enlaces Relacionados
· Especiales de Ecología
· Más Acerca de Ecologia y Migración
· Noticias de cartamesoamericana


Noticia más leída sobre Ecologia y Migración:
La actividad forestal frenó la migración en Puebla


Votos del Artículo
Puntuación Promedio: 0
votos: 0

Por favor tómate un segundo y vota por este artículo:

Excelente
Muy Bueno
Bueno
Regular
Malo


Opciones

 Versión Imprimible Versión Imprimible


Carta Mesoamericana, Tu portal sin fronteras info@cartamesoamericana.com
Puedes sindicar nuestras noticias usando los archivos backend.php o ultramode.txt

Página Generada en: 0.09 Segundos